Fragmento #5 - Un sol

Domingo, 14 de febrero 2010
En Sevilla

Resaca es poca, vaya dolor de cabeza.
- ¡Buenos días!
- Ayyy -menudo susto, ¿qué hace ésta aquí?- shhh,
- Te he dejado un ibuprofeno en la encimera junto con tu desayuno.
- Gracias -es lo único que acierto a decirle.
- Me tengo que ir ya, hermanita. ¡Chaíto!
Cierra la puerta, menos mal. Me dejo caer en el sofá. Ahora me duele más la cabeza. Oh, está todo... recogido y limpio. Seguro que ha sido cosa suya, la tendré que llamar para darle las gracias, pero más tarde, ahora mejor cierro un poco la persiana para que no entre tanto sol. Sonrío para  mí: después de todo, mi hermana es única, para lo malo y para lo bueno. Me tomo el ibuprofeno y el tazón de chococrispis y de vuelta a la cama. No me voy a levantar hasta la hora de comer, y como no tengo pareja para San Valentín, podré acostarme temprano y coger fuerzas para el nuevo cuatrimestre que comienza mañana.  No sé si he puesto el móvil, pero la morriña ya me lleva hacia otro mundo.