Fragmento #17 - Porque lo bueno dura poco

Miércoles, 7 de abril de 2010
En Sevilla

Ya he conseguido trabajo. No es que sea el mejor pagado, pero para ir tirando no está mal, y además puedo compaginarlo con las clases en la facultad. Ahora soy empleada del White&Black, el café al que bajo todas las tardes que puedo. El camarero, (tenía razón cuando dije que era extranjero), ha terminado el tiempo de su permiso de residencia y debe volverse a su país. Al preguntarle si conocía de algún sitio donde estuvieran buscando personal, me ofreció el puesto. El encargado, al que llamó enseguida, estaba de acuerdo, y dijo que me haría el contrato ese mismo día. No tengo uniforme, pero me ha dicho que es si voy de banco y negro queda mucho mejor. Qué agudo. Además, sólo por el nombre del local pega ir vestida así. Empiezo el miércoles, para que Mijail pueda recoger sus cosas sin agobio. Desde el mostrador seguro que hay otra perspectiva de la gente que va allí. Mañana será mi último día como simple clienta.