Fragmento #22 - Primer partido

Jueves, 15 de abril 2010
En Sevilla

- Carlita, esto no puede seguir así. Di algo, llevas ya una semana sin hablarme.
Estoy sentada detrás del mostrador del café, con Gloria pegada a mí. Intento concentrarme en el solitario que estoy haciendo en el ordenador mientras espero que alguno de los clientes requiera mis servicios.
- Te estás comportando como una niña pequeña. Sólo te dije que tenía que salir, no era para tanto. Además era un problema de vida o muerte, chica.
La dejo que siga hablando sola. Total, qué más da.
- Teníamos que decidir dónde pasaríamos nuestro primer finde de escapada juntos. Por primera vez pude aguantar sin desnudarlo la primera noche. Y esa salida iba a ser muy especial…
Que sí, Glo, que sí, lo que tú digas. Uy, vaya, me he pasado el As de Picas.
- Además, ¿te he contado que él aún era virgen? No me lo puedo creer. Aunque ya sabía yo que era muy tímido, pero no pensaba que tanto…
Pues pobrecito, la loba que le ha caído encima. Es peor que la Diosa licántropa esa de la que habla Shakira.
- Eh, oye Carla, ¿me estás escuchando?
- Sí, pero no sé por qué me cuenta eso, señorita. Lo siento, pero no la conozco. Por favor, tome asiento y le llevaré lo que pida enseguida. –la cara pasa a ser blanca como la cal, para después ponerse de un rojo brillante.
Se da la vuelta y se va casi corriendo. Miro al poeta y me levanta el pulgar. Asiento con la cabeza. Uno a cero. Por fin le meto un gol a la Carla del pasado.