Fragmento #84 - Así limpiaba, así... así...

Lunes, 30 de agosto 2010
En Sevilla

La "vuelta a casa" ya ha llegado. Algunos han regresado a lo largo del fin de semana, otros lo harán el próximo. Nosotros llegamos ayer a mediodía. Desde entonces, no he vuelto a hablar con Luis. Tampoco me apetece llamarlo, o buscarlo por internet. Intento distraerme haciendo cualquier otra cosa, como trabajar. Las obras han terminado y mis vacaciones también, pero todavía queda limpiar y darle a los detalles.

Ha cambiado todo tanto desde el último día que trabajé aquí. Empezando por el suelo, lo único que se mantiene igual son las paredes, pero las han pintado, así que tampoco están exactamente igual que como las dejé. No es que necesitara un gran cambio, pero con lo que han reformado, parece casi otro café. Las mesas y las sillas están apiladas y arrinconadas en una esquina del pequeño almacén, es lo único que no han tocado.

Y entre nosotros, la situación, también ha cambiado. Pero no quiero pensar más, pongo música latina, de esas que al escuchar te entran ganas de bailar aunque no sepas y me evado mientras limpio el polvo acumulado de estos días de obras. Podían haberlo dejado un poco más decente, digo yo, o al menos no dejar montañitas de tierra al lado de un recogedor intacto. Espero terminar pronto, apenas tengo comida y he de hacer la compra antes de que "las maris" acaben con los chollos del supermercado. Porque esto de limpiar abre el apetito...