Fragmento #86 - Río de dudas

Miércoles, 1 de septiembre 2010
En Sevilla

Nos han dado la una de la madrugada. Iba a ser un rato para hablar y aquí seguimos, sentadas ahora en un pub de la calle Betis. Hemos terminado bastante lejos de donde íbamos a vernos, pero no importa, luego cogemos un taxi a medias y santas pascuas. Lo que me preocupa es otra cosa.
-Pues sí, te lo repito por cuarta vez, Luis está más triste de lo que nunca lo había visto.
Me mira inquisitiva.
-¿De verdad que no le has hecho nada?
-Ya te he dicho que no, sólo estuvimos juntos.
-Quizás sea esta copa -mira el vaso al trasluz, poniéndolo entre la farola y sus ojos-, lo que me está haciendo hablar demasiado, no sé, o que no quiero que os hagáis daño.
Espero a que siga, mientras bebe un sorbo de su gintonic.
-Carla, creo que a Luis le gustas, aunque...
-Aunque es gay, ¿no?
-Yo no he dicho eso.
-Pero lo es. Si no, ¿por qué me dijo que no lo entendía? Es muy sencillo
-Él es un hombre muy sensible, no quiere que jueguen con él, ni tampoco él seguirle el juego a nadie.
-Yo no estaba jugando, Nerea, sólo nos dejamos llevar...
-Eso exactamente es lo que me preocupa. Porque, quisiste, ¿no? O fue para...
-¿Tú también?
Me levanto del asiento almohadillado en el pretil del río.
-No sigas por ahí, Nerea. Diego no tiene nada que ver en todo esto.
-Sólo era una sugerencia, y como hace nada estabas tan mal...
-Mira, no sé por qué me pasa esto, ni siquiera por qué cuando estoy con Luis no pienso en Diego. Él es mi amigo, no un simple recambio, pero creo que hay algo más. Nunca me había pasado esto, ni lo de Diego ni lo de Luis, vamos, menos aún con un amigo gay.
- Tranquila, ven, siéntate.
Hago lo que me dice, y al apoyarme contra la espalda, siento que me tiemblan las manos. Unas gotas caen sobre ellas. Nerea me abraza.
-Shhh, poco a poco, necesitas tiempo para aclararte.
-Sólo espero que no sea demasiado tarde, como dijo Luis. Y no entiendo por qué también se refería a él.
-a lo entenderás, primero cálmate y luego ya verás como todo va encajando. Venga, ahora terminemos la copa y para casa.
-Vale.