Fragmento #123 – Preparty

Miércoles, 15 de diciembre 2010
En Sevilla

- Buff, pensaba que no acabaría nunca.
- Yo sé de alguien que se ha echado una siestecilla –digo mirando a Nerea.
- No he dormido mucho, ¿qué pasa?
- Nada, nada –Luis le da un codazo y ella hace el intento de revolverle el pelo, algo que le da coraje le hagan en público.
En la intimidad, o al menos a mí, me deja. Esos son los privilegios de estar juntos. Porque sí, ahora estamos POR FIN juntos. No somos de esas parejas pegajosas que están todo el día besándose y cogidos de la mano en la facultad (de los cuales tenemos dos). Sólo algún piquito, y un agarrón, pero nada más. El resto mejor dejarlo para otro momento, en el que estemos solos.

- Ey, chicos, ¿qué? ¿cómo ha ido?
Raúl se acerca a la pila de agua, donde hemos ido todos a beber.
- Bueno, podría haber ido mejor… -dice Nerea.
- Eso es que ha sido un tostón, ¿no?
- Según se mire, porque aquí nuestra querida compañera se ha echado una siesta que seguro no cambiaría por nada del mundo, ¿eh, Nerea? –Luis sigue picándola.
- Bueno, vaya, mejor no meterse en medio –ríe Raúl-. Dejando aparte la clase, ¿tenéis planes para mañana?
Luis y yo nos miramos, Nerea lo hace de reojo y toma la iniciativa por nosotros.
- No, completamente libres si lo que estás proponiendo es una salida.
- Así me gusta. ¿A las doce y media en Nervión? ¿En la Abril?
- ¡Perfecto!
- Ok, nos vemos luego –y se marcha por el mismo camino.
- ¿Desde cuándo T-O-D-O-S estamos libres? –remarca cada letra Luis.
- Desde que sois pareja y si no digo yo algo, me quedo muerta de tristeza en el rincón –pone pucheros Nerea.
- Seguro que lo pasamos bien –intervengo.
- Eso será después de la pre-fiesta –arquea las cejas Luis.
- Oh, vamos, empalagoseo no, ¿eh?
- Tranqui, no diremos lo que ocurrirá después, ¿verdad Luis? –digo yo, sonriendo.
- Venga… me voy con mi violín a otra parte.
- Necesitas un maromo.
- ¿Y tú que sabrás, Luisito? –pone los ojos en blanco y se marcha escaleras abajo.

- Quizás deberíamos intentar buscarle uno, ¿qué te parece la idea?
- ¿Hacer de celestinos?

No es mala idea. Y nos ponemos a maquinar. Enviamos un whatsapp a Raúl,  para que traiga amigos suyos de los cachas. Alguno seguro que congenia con Nerea. Espero ansiosa el jueves noche.