Fragmento #130 - Póngame media croqueta

Jueves, 23 de Diciembre 2010
En Sevilla

Preparativos de para mañana. Compra que te compra. Vamos con mi madre, arrastramos a mi hermana. La pobre, va sin ganas. Anda que no ha tenido tino su novio. Bueno, ex.

Aunque María nos ayudará con la comida, la Nochebuena es uno de los únicos días que veo cocinar a mi madre. Bueno, más o menos.

- ¿Algo más, señora?
- Sí, setecientos cincuenta gramos de queso...

Ya estamos, siempre igual... ¿por qué no compra un kilo ya ya está? ¿O el queso entero? Ahora vamos al mostrador de platos preparados. Bueno, no cocina absolutamente todo, hay algunas cosas que las compra ya hechas... No podía ser todo tan bonito.

- Doce croquetas, de esas caseras.
Una para cada uno, ya lo veo...
- Y también doce huevos rebozados.

Uno para mi madre, otro para mi padre, para mi hermana, mis abuelos por parte de madre, la hermana de mi padre viene también con su marido y mis dos primos. Uno para María, y otro... ¿y para quién es el otro?
- Mamá. creo que te sobra uno.
- ¿Por qué?
- Somos once, no doce, este año.
- No doce. Lo he contado muy bien.
Ya, eso me lo creo, pero se le ha ido uno. Espero que no esté contando a mi "ex-cuñadito".
- Mamá, no va a estar... -hago señas hacia mi hermana, tratando de que no se de cuenta.
- Bah, no es ese estúpido.
Me da la espalda y sigue comprando. Entonces, ¿a quién ha invitado?
Ay, miedo me da cuando se pone tan misteriosa... No puedo esperar a que llegue mañana, y no será por la graaaan celebración que nos espera...