Fragmento #133 -Blankets

Sábado, 25 de diciembre 2010
En Sevilla
Las Navidades más tranquilas, y bonitas hasta el momento.
Podría escribir esto, pero no sería verdad.

Sólo quiero olvidarlas, que pasen ya las vacaciones, volver a la facultad. Así no tendría tanto tiempo para pensar. Exámenes a la vuelta, estudios, comer, dormir y ya.

Me concentro en la página que tengo delante. El cursor parpadea.
Del cuaderno, donde escribo mi día a día, problemas, preocupaciones, etc., me he pasado a Internet, para escribir una historia.

La historia de Lyria.

Sólo quiero escribir y dormir. Hasta que pasen las Navidades.
Me arropo con las sábanas. Escribo desde la cama. Suena un whatsapp. Es Luis. Me desea una Feliz Navidad. Irónico, ¿verdad? Hoy íbamos  vernos, pero le he pedido que se venga por la noche. Antes necesito tiempo, a solas. No sé si llegaré a ser una gran escritora algún día, pero si no me esfuerzo, sé que entonces sí que no.


Me concentro, pienso en el mundo de Lyria. Esa niña, de mirada triste y perdida, que pasa a ser de arrojo, valentía, que pasa de ser una niña pequeña y sola, a una jovencita curtida para su edad. Toda una mujer.