Fragmento #142– Irish pub

Domingo, 6 de febrero 2011
En Malta
Primera discusión de pareja.
Luis no quería bajar. Para él hacía frío fuera. Sin embargo, yo quería. Ahora, tras dejarme ocn un calentón de muerte, se arregla y dice que está listo para irnos a dar una vuelta. No hay quien entienda a veces a estos hombres.
Y eso nos ha llevado a discutir por primera vez. Eso y bueno, otros asuntos también, claro. Una vez se empieza, no se para.
- ¿No te dije que por ahí no se iba? –vuelve a arremeter.
- Bueno, es lo que ponía en el mapa.
- No, en el mapa no, es lo que tú has interpretado.
- ¿Y qué más da? Ya estamos aquí.
Y era cierto. Habíamos dado una vuelta grande, para terminar en la calle de los pubs, justo en la esquina donde había un pub irlandés. Al que yo quería ir, por supuesto.
- ¿Pero qué te ha dado con éste sitio?
- Hay buenas reseñas, y desde fuera parecía muy bonito.
- Pues aquí estamos, y no es nada especial.
- ¿Llamas a esto –hago un gesto con la mano abarcando paredes, y el rincón reservado en el que estábamos sentados- nada especial?
- Es… un pub más.
- No sabes apreciarlo –contesto, agriada.
- Quizás. O también, no sabes apreciar cuándo la gente a tu alrededor está helada hasta los huesos y tú sigues empecinada en caminar, aun estando perdida.
- Bueno, estamos aquí, ¿no? ¿podemos parar ya?
- Por mí… total, ya se ha cortado la noche.
- ¿Lo dices en serio? –estoy anonadada.
- ¿Qué quieres? He pasado tanto frío hasta aquí que en cuanto lleguemos al hotel, voy a tener que hacer un pequeño ejercicio de reanimación.
- Yo puedo ayudar –contesto sensual.
- Déjalo, no estoy para bromas.

Y así seguimos la noche. Sin apenas hablar, tomándonos una cerveza, mirando cada uno a un sitio. Los clientes en el pub (no más de cuatro), nos mira y cuchichean. Me da igual. Vaya mierda de noche. Después de todo, he de admitir que el pub no es para tanto…